Graciosos… en castellà.

A este señor y a mí nos pasa exactamente lo mismo y vamos a decir qué es: somos de familia catalanoparlante pero nuestra lengua a la hora de socializarnos, del colegueo, del chiste y del follar ha sido siempre el castellano. Somos de extrarradio y el chiste se nos ocurre en castellano. Somos más graciosos hablando en castellano que hablando en catalán.

http://www.jotdown.es/2015/08/santi-balmes-y-goncal-planas-somos-como-los-irlandeses-o-escoceses-caemos-bien-cuando-demostramos-sumision-cultural/