Justícia familiar

by unixzealot

En 2003, en las oposiciones a juez y fiscal, se introdujo un examen escrito anterior a los exámenes orales para así reducir el número de tribunales necesarios en la fase siguiente. Esto no existía en 2002. ¿Adivina el lector los resultados? En 2002, los parientes de fiscales y jueces, testados mediante el tradicional examen oral, tenían una probabilidad de aprobar la oposición un 77 por ciento superior a la media. En 2003, con el examen escrito, la probabilidad de aprobar la oposición de los familiares fue ligeramente inferior a la media. Al año siguiente se suprimió el test.

Politikon. La urna rota, editorial Debate, Barcelona 2014 (2a edició), pàgina 85.

Anuncis