¡Qué caterva de…

by unixzealot

¡Qué caterva de ingenuos contemporizadores son todos esos antiguos y modernos escépticos, nihilistas, renegados y ateos, comparados con un personaje de la talla de Job! Nunca supieron, en realidad —ni los de ahora lo saben—, con quién se enfrentaban —o se enfrentan ahora—, con todas sus indiferencias, sus recelos, sus burlas y sus desplantes. Job sí que lo sabía. Al revés que éstos, Job hablaba con conocimiento de causa. Es extraño que a ninguno de ellos se les haya ocurrido frecuentar la escuela de Job; así, por lo menos, sabrían lo que hacen y tal vez hasta llegarían a aprendrer un lenguaje bastante más mordaz.

Karl Barth, Kirchliche Dogmatik IV, 3, 1a part (1959), 495. Citat a Gerhard von Rad, Sabiduría en Israel, Ediciones Cristiandad, Madrid 1985, pàgina 300 (nota a peu de pàgina número 65).

Anuncis